30 octubre 2008

... LA FRUSTACIÓN

Es muy frustante luchar por algo y no conseguirlo. En mi colegio, siempre que me esforzaba sacaba buenas notas. Eso me daba confianza y me hacía sentir bien conmigo misma. No conseguí al chico que siempre quise, que no creo que sepa que este blog existe, pero conseguí estudiar lo que quería y me sentía orgullosa de mi misma. Me declaré al chico, que tenía novia y conociéndole bien supe que no iba a romper su relación. Y así fue. Me dijo que ya encontraría a otro. Ese mismo chico fue el que me dijo, te has fijado como te miraba Alberto? Así que empecé a salir con Alberto. Y estuvo bien, fue el mejor verano de mi vida hasta ahora. Y pasado el tiempo Alberto me dejó. Por muchas diferencias pero entre otras por dedicar más tiempo a la carrera que a él. Con lo que concedía mucha importancia a la carrera. Pero luche por seguir adelante. Y el pasado cuatrimestre solo aprobé 2 asignaturas. Y mis padres, mis amigos y yo misma dejamos de confiar en mi. Había perdido la esencia de mi misma de sacar buenas notas. Y las notas tienen importancia relativa, según Sanz, y cierto es, pero si vives en un mundo en que tus padres te juzgan por tus notas y tus amigos y compañeros también, entonces aunque para ti tenga una importancia relativa, para los demás no, y es duro, o muy duro, suspender tanto. Y si los que te rodean no te aprecian, tu misma no te aprecias y nadie te va a apreciar si tu misma no te aprecias. Complicado verdad?

1 comentario:

Émera dijo...

Falso!! Falso!! FALSOOOOO!! ¿Quién dice que tus amigos te juzgan por tus notas? Chica, serán esos tus medio amigos, pues tus amigos de verdad te juzgamos por quién eres... Nos alegramos de tus éxitos, como debe ser, pero jamás, digo JAMÁS, te valoraremos por tus fracasos... Cada uno tiene sus vaches, sus malas épocas, su talón de aquiles... pero los amigos no están ahí para regodearse, sino para apoyarte y ayudarte, para darte ánimo...

Un beso enorme!!!